Llénate de vitalidad comiendo según tu tipo de sangre

BienFest

Muchos estudios muestran que tu tipo de sangre puede afectar a tu sistema digestivo, la mejor forma de hacer ejercicio para ti, y tu susceptibilidad a diversas enfermedades.

De acuerdo a Peter D’Adamo en su libro “Come lo adecuado para tu tipo de sangre”, en base a nuestro tipo de sangre puedes conocer tus fortalezas, debilidades, riesgos de salud, perfil dietético, cómo perder peso, los mejores suplementos y ejercicio para ti.

Conoce los principales factores que debes de tomar en cuenta en base a tu tipo de sangre. De acuerdo a las estadísticas presentadas por D’Adamo, la mayoría de los hispanos tenemos el tipo de Sangre O, mientras la mayoría los Japoneses por ejemplo tienen el tipo de Sangre A.

Desafortunadamente para los mexicanos que nos encanta alimentarnos de tortillas y productos de maíz, de acuerdo a Peter, las personas de tipo de Sangre O, somos más susceptibles a las sensibilidades/alergias por maíz y gluten.

Estas son las estadísitcas para los hispanos:

57% tipo de Sangre O

31% tito de Sangre A

10% tipo de Sangre B

2% tipo de Sangre A/B

¿Cuales son las características principales del grupo de Sangre O?

“ANTIGUO”

  • Fuerte
  • Cazador
  • Líder
  • Independiente
  • Orientado a sus objetivos

 

FORTALEZAS: Sistema digestivo robusto, Sistema inmunológico fuerte, Defensas naturales contra infecciones, Metabolismo eficiente, Intestino delgado más corto, Menor tendencia al cáncer.

DEBILIDADES: Baja tolerancia a dietas y ambientes nuevos, Sistema Inmunológico demasiado activo y puede auto-atacarse, los productos de panadería más fácilmente pueden causar sensación de cansancio o letargo.

RIESGOS DE SALUD: Tiroides lenta, Inflamación, Artritis, Desórdenes de bloqueos sanguíneos, Úlceras porque tienden al exceso de ácido

PERFIL DIETÉTICO: Carne roja, Poseen enzimas digestivas fuertes para digerir la carne, Alta en proteína, Vegetales, Frutas

PARA PERDER PESO

Reducir: Trigo/Maíz, Productos de panadería, Frijoles rojos, Frijoles negros, Lentejas, Coles de Bruselas, Coliflor y Mostaza

Incrementar: Kelp, Mariscos, Sal, Hígado, Carne roja, Col rizada, Espinaca, Brócoli

SUPLEMENTOS: Vitamina A, Vitamina K, Calcio, Yodo, Regaliz, Kelp (algas marinas), Coleus Forsolli (Esta hierba es para los tipos O que desean ser vegeterianos pero tienen antojos de comer carne)

EJERCICIO: Ejercicio físico intenso, como correr, aerobics, deportes de contacto, artes marciales y power yoga

Pros y Contras

Si te pareció interesante esta dieta, te invito a que con el apoyo de un nutriólogo o Health Coach, pruebes a seguir algunos de estos tips y a llevar un diario para ver como funcionan para ti.

Esta dieta se basa en un principio importante con el cuál concordamos: cada persona es diferente y su cuerpo se nutre diferente. Sin embargo, esta dieta no ha sido respaldada con investigaciones científicas independientes y en general la comunidad médica no concuerda con la teoría de que el tipo de sangre tenga una conexión con una dieta. En todo caso sería más recomendable hacer un examen de sensibilidad para ver como reacciona tu sangre a diferentes alimentos.

Por otra parte, no recomendamos cortar grupos enteros de alimentos. Esto puede llevar a una nutrición desequilibrada y hacer que sea más difícil seguir un plan te alimentación por un período prolongado.

Comparte:

Populares

Inscribete para ser parte del BienClub

Regístrate sin costo aquí:

Más...

Artículos Anteriores

El Cuerpo Perfecto

Todas queremos el cuerpo perfecto… Empezamos una dieta, luego la rompemos, luego hacemos otra dieta, y al cabo de un rato la volvemos a romper. Nos