Image
#BienDebate
Image
#BienDebate ¿Cuál es la mejor proteína para ti?
Sábado de 14:00-14:40

-¿La proteína de Origen Animal es una buena fuente de alimentación?
-¿Comer o no Carne?
-Proteína animal: ¿Necesaria durante el embarazo y la lactancia?
-Proteína animal: ¿Necesaria para los atletas?
-El Veganismo como evitar una descompensación

Como el organismo animal es más parecido al humano que el de los vegetales, las cantidades de aminoácidos presentes en la carne animal son las adecuadas para nuestro cuerpo. En los vegetales hemos de combinar cereales, legumbres, semillas y frutos secos en cantidades específicas para poder proveernos de los mismos aminoácidos.

Sin embargo, si nos proveemos con todos los aminoácidos esenciales, nuestro cuerpo tiene la capacidad de crear sus propias proteínas con el ADN propio. Es decir “la lisina es lisina y la metionina es metionina”.

Algunas de las ventajas de consumir carne es que contiene los 8 aminoácidos esenciales, hierro hemínico (el cuál se asimila mejor ya que es el que contiene la sangre) y la abundancia de vitamina B12 la cuál es más escasa en el mundo vegetal. Sin embargo a pesar de todas las ventajas anteriormente mencionadas, lo cierto es que el consumo excesivo de carne puede conllevar muchos riesgos por lo que cada vez más estudios y organizaciones a nivel mundial alertan sobre el impacto del consumo excesivo de carne a la hora desarrollar enfermedades cardiovasculares, obesidad, colesterol, toxicidad general, acidificación de la sangre, deficiencias en el sistema inmunológico o cáncer. Los principales riesgos que se atribuyen al consumo de carne son: el alto contenido de grasas saturadas, una posible acidificación, posible deficiencia de calcio o el desarrollo de osteoporosis y que muchas veces contiene antibióticos, aditivos y hormonas añadidas.

Este panel reúne a cuatro expertos que hablarán de las mejores fuentes de proteína de acuerdo a tu bioindividualidad, momento actual y hábitos.

Temas que se cubrirán:

  • La proteína y el ejercicio
  • Consideraciones durante el embarazo
  • La dieta omnívora, ATKINS, PALEO
  • Veganismo, que hay que considerar para evitar una descompensación
  • Ventajas de una dieta vegana
  • Carne Procesada: ¿Puede causar cáncer?
  • Carne Ecológica y sus ventajas

Conoce Agua Kangen México Alcalina Ionizada con Antioxidantes

#BienDebate ¿Qué productos comprar, qué productos evitar?
Sábado 18:40 a 19:10

-¿La Comida orgánica es más saludable o tan solo un mito?
-¿Organismos Genéticamente
-Modificados, un riesgo o un beneficio?
-Aditivos Sintéticos y Colorantes: ¿Que debemos de evitar?
-Etiquetas y Promesas de Ingredientes Naturales ¿Podemos creer, podemos confiar?
-¿La alimentación actual es sustentable para la Salud a largo plazo?
-¿Que tan importante es contar las calorías?
-Los alimentos, envasados, procesados, y con aditivos sintéticos ¿Son nocivos para la salud?

Los humanos solíamos recolectar nuestra comida de los árboles, de la tierra, de las costas y cazar o pescar el resto de nuestros alimentos. Solíamos comer cada vez que nos era posible de acuerdo a las estaciones del año, ubicación geográfica y nuestras habilidades de pesca y caza. Los alimentos se echaban a perder muy rápido sin refrigeradores y sin conservadores.

Sin embargo el sistema alimentario moderno ha cambiado radicalmente en tan sólo unas pocas décadas la forma en que obtenemos o ¡No! nuestros nutrientes.

Ahora compramos comida en los supermercados. Los productos que ahí compramos están llenos de químicos que por si solos o en combinación podrían causar enfermedades. El noventa por ciento de los productos en los supermercados vienen en algún tipo de recipiente. Además para extender la caducidad de estos productos fuera del refri, estos alimentos están cargados de conservadores: aditivos químicos sintéticos que matan a las bacterias. ¿Son entonces realmente alimentos o cuasi-alimentos?

La mayoría de los productos también contienen aditivos para darles un color más atractivo, olores, sabores y texturas que puedan ser atractivos para su venta y consumo. El 10 por ciento de los artículos comestibles restantes en los supermercados tales como: pescado, carne y productos lácteos – también pasan por varios procesos industrializados.

Gracias a la industrialización de la industria alimentaria más personas tienen acceso y practicidad para obtener productos alimenticios. Sin embargo, esto podría estar causando muchas enfermedades y no ser sustentable. ¿Vale la pena producir e invertir en productos orgánicos, frescos, locales, naturales y con otros certificados? O ¿Es tan sólo un algo que esta de moda y en realidad no existe tal riesgo?

Este panel reúne a cuatro expertos que evaluarán los ingredientes, procesos, aditivos, etiquetado y certificaciones de los productos para definir: ¿Qué productos comprar y que productos evitar?

#BienDebate ¿Cuál es la mejor Dieta para mi?
Domingo 14:00-14:40

-¿Cuál es la dieta ideal para el Mexicano? 
-¿Es conveniente reducir alguno de los macronutrientes en nuestra dieta?
-La dieta y la Bio-Individualidad
-Dime cuales son tus objetivos y te diré cuál es tu dieta
-El plato del bien comer: ¿Es bueno?
-Nuevos movimientos y tendencias ¿Cuál es la dieta ideal?

La sociedad mexicana está obsesionada con encontrar la fórmula para la dieta perfecta. Esto nos ha llevado a pasar por una infinita cantidad de dietas y movimientos que no parecen terminar.

En los 90’s, influidos principalmente por EEUU fuimos testigos de una fuerte ola de teorías y modas que se extendieron por el mundo, reconfigurando la industria alimentaria y dejando muchas víctimas. El primer gran movimiento fue “la guerra contra la grasa”. Una fuerte corriente en la cuál participaron los medios, las marcas y los médicos de todo el mundo redefiniendo la vida en nuestro planeta. La población estaba convencida de que la grasa era un factor muy peligroso en nuestra alimentación, por lo que se eliminó básicamente de cada producto en el supermercado. Las marcas introdujeron muchos productos etiquetados “sin-grasa” o “light”, inundando la mayoría de supermercados y alacenas en el mundo.

La reducción de grasas en las dietas significo un aumento desmesurado en el consumo de carbohidratos. Por lo que pronto el mundo encontró un nuevo enemigo, los hidratos de carbono. Era la guerra de nuevo: para estar más delgados debíamos de evitar los carbohidratos simples y comer “sin azúcar”. En lugar de carbohidratos debíamos de aumentar nuestro consumo de proteínas. De esta forma las dietas altas en proteína y bajas en carbohidratos se convirtió en la nueva dieta favorita del mundo por mucho tiempo. Sin embargo hasta el día de hoy muchas gente ignora que el alto contenido de proteína animal en la dieta está acidificando, contribuyendo a la inflamación de nuestros órganos, al envejecimiento, a enfermedades cardiovasculares, cáncer, insuficiencia renal, osteoporosis entre otras descompensaciones.

Por su parte, el gobierno introdujo “la formula oficial: el plato del bien comer”. Una gráfica que muestra los diferentes grupos de alimentos y el número de porciones por día que se consideran saludables. ¿Es esta la solución a nuestra búsqueda o la introducción de nuevas descompensaciones?

¿Qué decir de otros movimientos que cada vez toman más fuerza? Incluyendo: El veganismo, la comida energética, la dieta crudi-vegana, la dieta alcalina, dieta del metabolismo acelerado, las limpias, los detox y jugo-terapias.. ¿Hemos encontrado la formula perfecta?

Este panel reúne a cuatro expertos que evaluarán las dietas tradicionales, el plato del bien comer y las dietas y movimientos que han tomado más fuerza o surgido recientemente.

#BienDebate ¿Cuál es la alimentación del futuro?
Domingo 18:40-19:10

-¿Qué tecnología y estudios existen para guiar nuestra alimentación?
-¿Qué influye la composición de la sangre?
-¿Cuál es el rol y la importancia de la flora intestinal?
-¿Qué puede aportar la nutri-genómica para el diseño de nuestras dietas?
-¿Podemos influir a nuestros genes con una buena alimentación?
-¿Somos lo que comemos o lo que dictan nuestros genes?

Nuestros genes contienen toda la información que necesitamos para vivir: las instrucciones paso a paso para fabricar nuestras proteínas, hormonas y todo lo que nuestro cuerpo necesita para construirse, repararse y adaptarse al entorno.

Es por esto que la opinión del público en general es que si heredamos “genes malos” no hay mucho que podemos hacer para cambiar nuestras circunstancias.

Sin embargo hoy sabemos gracias a la epi-genética que existen genes que se pueden “activar” o “des-activar”. Esto es posible principalmente a través de la composición de nuestra sangre.

Y.. ¿Qué es lo que influye la composición nuestra sangre? Respuesta: La comida que comemos, nuestras emociones, pensamientos y las toxinas que se acumulan en nuestro cuerpo. Todas estas características tienen el potencial de activar y desactivar a nuestros genes. Se ha demostrado que nuestro ambiente incluyendo la humedad, la luz, el sonido, y la radiación; incluso la percepción de un ambiente positivo en contraste con un ambiente de estrés, influye en la activación o desactivación de los genes. Sin embargo de todas las influencias, el impacto de los alimentos en nuestro ambiente químico interno parece ser el más directo. Después de todo, estamos introduciendo en nuestra sangre elementos químicos y energéticos.

Hoy en día ya existen varias pruebas de sangre para conocer posibles intolerancias, alergias y sensibilidad a los alimentos para guiar nuestra alimentación e incluso pruebas de ADN para conocer el funcionamiento especifico de los marcadores de los genes que regulan nuestro metabolismo.

Sin embargo, antes de que los alimentos lleguen a nuestra sangre hay otro proceso clave que desempeñan nuestros intestinos. Los intestinos actúan como los “ingenieros de nuestra nutrición” al trabajar a través de millones de células nerviosas y conjuntamente con billones de micro-organismos.

El sistema intestinal desempeña cuatro funciones: obtener información de la química de los alimentos, empaquetar los componentes que se utilizarán en la construcción de nuestros órganos y tejidos, detectar señales externas a través de “la intuición”, y filtrar toxinas para evitar que entren a nuestra sangre.

Muchos estudios muestran la importancia de una buena flora intestinal para todos los aspectos de nuestra la salud. Entre otros ejemplos, se dice que las madres que toman pro-bióticos dan a luz a niños que tienden a enfermarse menos e incluso tienen un mejor desempeño en la escuela. Por lo cuál hay mucho camino por recorrer en el estudio del uso de pro-bióticos y del funcionamiento nuestra flora intestinal para el futuro de la alimentación.

Este panel reúne a cuatro expertos que dialogarán acerca del futuro de la alimentación y las posibilidades que la epi-genética, nutri-genómica y la medicina digestiva y funcional están planteando para el mejor funcionamiento de nuestro cuerpo.